Si observáis que la lavadora no llena agua, puede ser porque tiene sucio el filtro de entrada de agua o bien porque tiene la electroválvula estropeada. Os voy a enseñar cómo se comprueba la electroválvula y se sustituye en el caso de estar dañada.



A continuación os dejo el vídeo de todo el proceso de comprobación y sustitución de la electroválvula de una lavadora.

AYÚDANOS A CRECER

 

¡COMPARTE!

Si te ha gustado el contenido de este blog comparte en tus redes sociales para poder llegar a más gente.

¡SUSCRÍBETE!

Envíanos tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de las nuevas publicaciones.

1º Comprobamos que el filtro de entrada de agua se encuentre limpio.

2º Ponemos en marcha la lavadora y con un polímetro comprobamos que nos llegue corriente eléctrica a la electroválvula.

3º Desenchufamos la lavadora de la corriente eléctrica y desconectamos los terminales de la electroválvula.

4º Comprobamos la resistencia de la bobina (nos tiene que dar un valor aproximado de 3,50 kΩ)

5º Sacamos los tornillos que la sujetan y el tubo de agua.

6º Aunque nos dé ese valor, puede estar deteriorada  la membrana de su interior y no dejar pasar el agua.

7º Montamos el tubo en la nueva electroválvula y la sujetamos con los tornillos.

8º Conectamos el tubo del agua y los terminales.

La posición de los terminales de la electroválvula es indiferente, da igual como los conectemos.

En las lavadoras que tengan electroválvulas dobles o triples se comprueban de la misma manera. La única diferencia es que llevan una electroválvula para cada proceso de lavado (prelavado, lavado y suavizante). Cuando  desconectemos los terminales y el tubo del agua, tenemos que marcarlos para luego conectarlos en las mismas electroválvulas.



Artículos relacionados:




También te puede interesar: