Si observáis que en el momento que ponéis a funcionar el horno, o incluso una vez que lleva ya un poco funcionando os hace saltar el diferencial, el problema es que tiene una derivación a masa en alguno de sus componentes, o algún cable está rozado y toca con la carcasa del horno.



A continuación os muestro un vídeo con todo el proceso de cómo se comprueban y se substituyen las resistencias de un horno.

AYÚDANOS A CRECER

 

¡COMPARTE!

Si te ha gustado el contenido de este blog comparte en tus redes sociales para poder llegar a más gente.

¡SUSCRÍBETE!

Envíanos tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de las nuevas publicaciones.




Para comenzar con las comprobaciones desconectamos el horno de la corriente eléctrica y desmontamos la tapa de la parte posterior.

Con la ayuda de un polímetro en la medición de resistencia (Ω) comenzaremos comprobando las resistencias, ya que en la mayoría de ocasiones son estas las que provocan la avería.

1º Desconectamos los terminales de la resistencia.

2º Comprobamos su valor. Una resistencia en buen estado puede dar un valor entre los 40Ω y 60Ω.

3º Comprobamos si tiene derivación. Para ello con una de las puntas del polímetro tocamos la carcasa del horno y con la otra, uno de los terminales de la resistencia. Si nos da infinito significa que no hay ninguna derivación.

Realizamos las mismas comprobaciones en todas las resistencias que tenga nuestro horno.

Si en alguna de ellas al medir la resistencia entre la carcasa y sus terminales obtenemos un valor diferente de infinito significa que esa resistencia está derivada a masa. Siendo la que provoca que nos salte el diferencial.

En mi caso era la resistencia superior la que provocaba la avería (ver vídeo). Para solucionar el problema tendremos que sustituirla por una nueva. Al comprobar la nueva resistencia veremos que ya no existe ninguna derivación. En ocasiones podremos observar que incluso las nuevas resistencias también tienen una pequeña derivación, esto es debido a la humedad que hay en su interior, por lo tanto desaparecerá con el primer uso.

Si el fallo no estuviera en las resistencias tendremos que realizar las mismas comprobaciones en el resto de componentes del horno, incluido el termostato, conmutador y reloj programador. También tendremos que comprobar todo el cableado en busca de algún cable rozado que pueda estar haciendo contacto con la carcasa del horno.

Este tipo de averías es muy común en los hornos con poco uso, hornos que después de ser instalados no se utilizaron hasta pasados varios años, o en hornos que después de su instalación se utilizan en muy pocas ocasiones. Esto es debido a la acumulación de humedad en su interior, por lo que se recomienda usarlo en más ocasiones  para evitar este tipo de averías.



Artículos relacionados:




También te puede interesar: