Hoy os enseñaré cómo se repara la avería indicada por el error E15 en un lavavajillas Siemens. Este error también puede aparecer en lavavajillas de la marca Balay, Bosch o Neff.

Si al poner en marcha el lavavajillas, pasado un tiempo aparece en pantalla el error E15, esto significa que se ha activado el sistema anti-desbordamiento debido a una fuga de agua. A continuación os muestro un vídeo con todo el proceso de cómo se repara esta avería.

AYÚDANOS A CRECER

 

¡COMPARTE!

Si te ha gustado el contenido de este blog comparte en tus redes sociales para poder llegar al mayor número de personas.

¡SUSCRIBETE!

Envíanos tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de las nuevas publicaciones.

Para localizar la avería comenzaremos desmontando los paneles laterales del lavavajillas, para ello sacaremos los tornillos que las sujetan. Retiraremos también el zócalo y la chapa que se encuentra debajo de la puerta.

A continuación debemos localizar el sistema anti-desbordamiento compuesto por un flotador y un micro-interruptor, por lo general se encuentra en la parte más baja del lavavajillas. Como podéis ver hay agua en el fondo del lavavajillas, lo cual hace subir el flotador y activar el micro-interruptor, apareciendo automáticamente el error E15 en pantalla. Secaremos toda esta agua para poder poner nuevamente el lavavajillas en funcionamiento y así poder localizar la fuga.

En mi caso la fuga de agua estaba en las juntas del intercambiador y en las juntas del cuerpo de la bomba. Aunque podría estar en cualquier otro lugar, por eso, en caso de aparecer este error en vuestro lavavajillas os recomiendo revisar todos los tubos y las juntas del mismo. Incluso podría ser provocada por un desbordamiento por exceso de espuma en su interior.

En este caso fue suficiente con apretar la tapa que sujeta el intercambiador y que se encuentra en el interior del lavavajillas. A continuación apretaremos también los tornillos que sujetan el cuerpo de la bomba, para ello tendremos que retirar el filtro. Si esto no fuera suficiente y continuara perdiendo agua tendríamos que sustituir las juntas por unas nuevas.

Una vez reparada la fuga, volveremos a secar toda el agua del fondo del lavavajillas y ya podremos poner nuestro lavavajillas en funcionamiento.

 

Artículos relacionados:

También te puede interesar: