Si observáis que una nevera o un congelador deja de enfriar correctamente puede deberse a que haya perdido el gas refrigerante que lleva en su circuito, hay una manera muy sencilla de comprobarlo.



A continuación os dejo un vídeo con todo el proceso de cómo saber si un frigorífico tiene suficiente gas refrigerante.

AYÚDANOS A CRECER

 

¡COMPARTE!

Si te ha gustado el contenido de este blog comparte en tus redes sociales para poder llegar a más gente.

¡SUSCRÍBETE!

Envíanos tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de las nuevas publicaciones.

1º Encendemos la nevera.

2º Comprobamos que el motor de la nevera esté funcionando y esperamos  10 minutos.

3º Pasado ese tiempo, seguimos el tubo que va desde el motor a la parrilla posterior de la nevera o congelador. Si tiene gas, notaremos que se empieza a calentar. Un electrodoméstico en perfecto estado deberá calentar toda la parrilla o una gran parte de ella.

Si no se calienta, o se calienta muy poco, es muy probable que no tenga suficiente gas. También puede deberse a que el motor no funcione correctamente, o a que esté el circuito obstruido.



Artículos relacionados:




También te puede interesar: